Cuando este perro escuchó los fuegos artificiales, se escondió con mucho miedo bajo la manta. ¡De repente, un gato se le acercó e hizo ESTO!

El Día de la Independencia, el cual tiene lugar en Estados Unidos el 4 julio, se celebra a lo grande. Todo el mundo se lo pasa bien viendo los fuegos artificiales, pero no las mascotas. Especialmente los perros que tienen un oído muy sensible y reaccionan fatal a los ruidos fuertes. No están acostumbrados a ese tipo de ruido, por lo que suelen entrar en pánico y, en casos extremos, tienen tanto miedo que mueren de un ataque al corazón.

Algunas mascotas se esconden en lugares seguros y no salen en mucho tiempo, temerosos de que vuelva a suceder.


dog-and-cat


El estrés causado por el ruido es tan fuerte entre los perros que algunas veces impide que funcionen de manera normal. Las mascotas tienden a tener problemas gástricos, son agresivos y duermen mal.

fireworks-500235_960_720



Se dice que los perros y los gatos se odian. Esa reticencia se debe a que son dos especies muy diferentes. El comportamiento amistoso de una especie puede ser percibida por la otra especie como una señal de agresión. Esto provoca peleas, algunas grandes y algunas pequeñas, que pueden ir a mayores con el tiempo.

Victoria Eve ha colgado hace poco una foto de su perro asustado. El animal estaba acurrucado bajo la manta y estaba esperando a que terminaran los fuegos artificiales. Pero no estaba solo. Un gato se le acercó para calmarlo y decirle que no pasaba nada.

El gato se puso al lado del perro bajo la manta y estuvieron juntos como lo hacen los mejores amigos. ¿Crees que el gato sintió un impulso en el corazón y decidió ayudar a su “enemigo” o crees que también estaba asustado? ¿Quizá el peligro no solamente une a las personas, sino también a los animales?

dog-and-cat1

Página 1 de 1

source : honesttopaws.com

Reply