¡Cuando este edificio quedó cubierto por la nieve, la policía supo al instante que se había realizado un crimen en él! ¡Mira qué resultaba sospechoso!

Un oficial de policía holandés tuvo muy buen ojo. Pronto vio un edificio sospechoso, ya que solo una parte de él estaba cubierto de nieve. Eso le dio motivos para sospechar y resultó tener razón, ya que la nieve de medio techo se había derretido… ¡por las lámparas usadas en el proceso de plantar marihuana!

La nieve de las casas formaba una capa uniforme con la excepción de ese edificio. ¡No podía ser una coincidencia! El edificio tenía una gran plantación de marihuana. Las plantas de marihuana necesitan mucha luz y una temperatura óptima para poder crecer adecuadamente, por eso los criminales deciden poner lámparas. Pero las lámparas producen tanto calor que rompieron el aislamiento térmico del techo y empezaron a derretir la nieve.

Aunque en Holanda es legal poseer marihuana en pequeñas dosis, lo que descubrió la policía era una cantidad enorme. Tras el descubrimiento de esta actividad ilegal, los oficiales dieron órdenes de que buscaran casos parecidos en otras zonas.

1


La policía de otras partes del mundo tiene varios métodos para comprobar la fuente de “altas temperaturas” sospechosas en las casas. A veces usan cámaras infrarrojas instaladas en helicópteros, ¡aunque no son ni un 1% efectivas en estas situaciones!

En 2011, la policía británica hizo una redada a una casa pensando que tenían una habitación llena de marihuana. Pero resultó que la enorme fuente de calor procedía de una estufa que mantenía calentitos a dos conejillos de Indias. :)

stopnial-snieh-maruhuana

Página 1 de 1

source : elcorreo.com

Reply