Conoce la historia de Rocky. Un perro especial que viajó miles de kilómetros para encontrar a su dueño

Un perro es el mejor amigo del hombre, ya que siempre es leal y nunca olvida el lazo que los une. Un ejemplo de este amor canino sin límites es la historia de Rocky, un perro que no ha dormido nunca en busca de su dueño.

Ibrahim Fwal es un hombre tranquilo de Siria que tiene 65 años y que vivió muchos años en Carrara, Italia. Hace unos 3 años quiso embellecer su vida toscana y se compró un perro. Se decidió por un pastor alemán y, como él admite, se enamoró del cachorro a primera vista cuando lo vio en la perrera. El amor era recíproco y el animal pronto se encariñó con su dueño, por lo que no se alejaba más de un metro de él. El pequeño perro fue llamado Rocky.

Comprar un perro es una decisión muy seria.

pies-1


Una vez, Ibrahim se llevó al perro a la playa. El día era precioso y soleado, por lo que el dueño decidió nadar un rato, dejando el perro en la toalla. Pero cuando volvió, el perro ya no estaba. Era casi imposible que hubiese huído, ya que el perro nunca se separaba de su dueño. Probablemente fue secuestrado por los gitanos, un tema que sucede a menudo en Italia. Ibrahim estaba destrozado e intentó buscar al perro, pero no lo encontró. Al final, tras unos meses superó su pérdida, pero no quería comprarse otra mascota.

Un bonito cachorro de raza pura estaba sin supervisión, dijeron los ladrones.

pies-2


source : nolocreo.com

Reply