¡Compró un viejo garaje que nadie quería y lo transformó en algo fantástico! ¡Mira lo creativo que puede llegar a ser este hombre!

Jeremie Buchholtz es un fotógrafo profesional. Pasa su tiempo viajando entre París y Burdeos, Francia. Malgastaba mucho tiempo yendo y volviendo continuamente.

Decidió buscar un apartamento en Burdeos para poder relajarse tras el trabajo.

1



Buscaba algo pequeño y barato, pero nada le llamaba la atención. Entonces se le ocurrió una idea alocada. Decidió comprar un viejo garaje abandonado y convertirlo en algo increíble.

2



Al principio, la cortina metálica hacía que no se pareciera a una casa. No tenía ventanas ni puertas y el interior estaba muy oscuro.

3



Pidió ayuda a sus amigos, como el arquitecto que se especializa en restaurar viejas oficinas y tiendas. Matthieu de Marien se puso manos a la obra. Primero cortó el metal para permitir que entrara la luz. Luego cubrió el exterior con tablones de madera muy elegantes.

4 5


source : tvnoviny.sk

Reply