Este niño exhausto no tenía ya fuerzas para seguir pidiendo en la calle. ¡Entonces este perro hizo algo realmente bonito!

La pobreza afecta a personas de todo el mundo y no hay país que pueda presumir de no tener mendigos.

Incluso los países más ricos y más desarrollados tienen a personas pobres en la calle. Salen y piden limosna porque no tienen otra opción. Cuando no tienes nada para comer, cualquier opción te parece buena para calmar el hambre. Las personas responden de manera distinta a los mendigos.

Algunos son felices de ayudarlos, mientras que otros actúan de manera totalmente opuesta. Ni tan siquiera quieren mirarlos y pasan a su lado sin hacerles caso.

Lo peor de todo es cuando te encuentras con un niño en la calle, sin compañía y luchando por su supervivencia. Es un panorama muy triste, e incluso aunque quisieras, no puedes ayudar a todos los que lo necesitan. Hace poco circularon unas fotos conmovedoras por internet.

Mostraban a un joven y su perro. Ambos estaban sentados en una calle de Milán, pidiendo dinero. El chico estaba tan exhausto que empezó a adormecerse, pero su leal perro vigilaba. En las páginas siguientes leerás más sobre este peculiar dúo.


source : buzz.definitelyfilipino.com

Reply