¡Bien! ¡Todo vuelve!

Aunque muchas personas no crean en ello y crean que es superstición, yo personalmente creo que, todo lo que le das al mundo, él te lo devuelve de la misma manera. De una forma o de otra, si haces buenas acciones se te devolverán en algún momento y de maneras que nunca esperarías. Sue, que no sabía que salvar a un gato callejero salvaría su vida, lo descubrió personalmente.

Sue se encontró un gato hace 20 años cuando volvía a casa. El pequeño gatito blanco y negro estaba sentado en su porche, totalmente congelado. Sin dudarlo ni un momento, se lo llevó a casa y, a pesar de las quejas de su marido, el pequeño se convirtió en miembro de la familia.


El gato iba a la suya, no se estaba quieto y casi nunca se dejaba acariciar. Tampoco le gustaba estar cerca de las personas. Pero un día todo cambió.

20


Tom, que así se llamaba ahora el gato, no se alejó mucho de su propietaria. Cuando se sentó en el sofá, hizo algo inesperado: saltó encima de Sue, puso sus patitas delanteras en su brazo derecho y empezó a maullar con fuerza.

21


Primero pensaba que se estaba quejando de algo, así que, al ver que estuvo así durante dos semanas, la llevó al veterinario. Pero el veterinario no le encontró nada. El gato estaba perfectamente.

22


source : heftig.co

Reply