¡Antes de su muerte se aseguró de que su esposa no se sintiera sola! ¡A esto se le llama amor verdadero!

Este año, Shelly Golay pasó su primer día de san Valentín sin su esposo. Jim intentó hacerla feliz.

Murió el año pasado por culpa de un cáncer cerebral. El 12 de febrero la mujer recibió un ramo de flores precioso. Primero pensó que lo habían enviado sus hijos. La verdad era totalmente diferente.

1



Su hijo visitó a la floristería que le envió las flores a Shelly. La información que recibió le sorprendió. Resultó que su padre había visitado la tienda poco antes de morir y pidió flores para su esposa.

Sin embargo esto no termina con solo un ramo… La mujer recibirá flores para el resto de su vida… Cada año, el día de san Valentín.

Si este post te ha conmovido compártelo con tus amigos en Facebook.

3

Página 1 de 1

source : huffingtonpost.com

Reply