¡Al ver esos tatuajes, no podía creer en que uno puede desfigurar tanto su cuerpo!

Los tatuajes molan, eso ya lo sabemos.

¿Pero qué pasa si el nuestro no sólo no mola, sino que nos desfigura? Aquí hay algunos ejemplos.



1. El decir „házte uno en la frente” cobra más sentido.

1



2. No sé qué sea peor: tipo de la letra, inscripción o falta de habilidades para usar aguja por parte del autor.

2



3. Volante de la moto sobre las nalgas… ¡qué horror!

3



4. Delfines sobre las cejas, puntos en vez de cejas, en la barbilla algo que se parece a barba, un cráneo en el cuello… sin comentarios.

4


source : tattoofans

One Response

Reply