¡Este sin techo le ofreció su abrigo a una pareja! Esto cambió su vida por completo.

Las personas que tienen poco son capaces de dar mucho; son felices de compartir y ayudar a los demás, algo de lo que se convenció esta pareja.

Es fácil dar cuando tienes mucho y hacerse fotos dando unos cuantos miles a la caridad mientras tienes millones en tu cuenta. Toda ayuda es bienvenida, por supuesto, pero hacerlo para posar no te hace una persona generosa. Hay personas que tienen muy poco y son capaces de compartir ese poco que tienen. No buscan los focos, por lo que sus acciones provienen del corazón porque saben que la vida puede ser dura. Las personas pobres y sin hogar suelen saberlo de primera mano porque lo han perdido todo por varias razones y ahora intentar sobrevivir.

 

Charlotte Ellis y su novio, Taylor Waldon, estaban convencidos de que son las personas que no tienen mucho las que ofrecen la ayuda en los momentos más inesperados. Una tarde perdieron su tren, hacía frío, ¡y tenían que esperar durante cuatro horas! Se sentaron, congelados, cuando un sin techo se les acercó y les ofreció su abrigo. Empezaron a hablar, el hombre les contó su historia y, cuando llegó el tren, Charlotte sabía que tenía un amigo nuevo al que ayudar.

 


source : lifebuzz.com

Reply