A primera vista, estas imágenes te rompen el corazón. ¡Por suerte, todo terminó bien!

Mientras trabajaba como repartidor, David Baxter hizo un descubrimiento terrible. ¡Encontró a un perro abandonado y atado que estaba en los huesos!

Baxter le dio agua y compartió con él su sándwich de pavo. Pero resultó que la pobre perra estaba tan asustada que no quería acercarse a su salvador.

David llamó a la organización “salvar animales”.

desktop-1422651006



Ahora la perra se llama Dora y está bien.

desktop-1422651008



Dora es una perra alegre, pero tuvo que pasar una larga rehabilitación tanto física como psíquica.

desktop-1422651011


source : huffingtonpost.com

Reply