5 genios históricos que tenían enfermedades mentales. Es increíble que sus mejores logros provenieran de su mayor debilidad

¿Alguna vez te has preguntado lo grande que es la conexión entre un genio y un loco? A lo largo de la historia tenemos muchos ejemplos que muestran que las enfermedades mentales están ligadas con la grandeza. Una creatividad inmensa y una inteligencia fuera de lo normal suelen estar conectadas a la esquizofrenia o a otras enfermedades.

Entre los que sufren trastorno bipolar o esquizofrenia se encuentran los grandes escritores, poetas, pintores y músicos. Por supuesto, un diagnóstico exacto era imposible en la época en la que no había medicamentos para esas enfermedades, por lo que se les trataba como “tontos”. Sin embargo, estamos bastante convencidos de que la gente que sufría problemas mentales puso la primera piedra para la creación de la cultura moderna.

małe




1. Edgar Allan Poe

Poe fue un pionero del terror y del crimen. Escribió terror con elementos de fantasía. Sus obras “La caída de la Casa Usher” y “El Corazón Delator” se consideran clásicos del terror gótico. El escritor sufría varios trastornos y ansiedad; tenía miedo de la oscuridad, sufría melancolía y pérdida de memoria, así como psicosis paranoica y alucinaciones severas. Criado sin madre, aprendió a leer en las tumbas del cementerio. Mientras, sus problemas mentales se intensificaban por culpa de la adicción al opio y a la muerte de su joven esposa. Debido a sus varios intentos fallidos de matrimonio y a sus amigos que presenciaron su adicción a las drogas y al alcohol, fue admitido en el hospital psiquiátrico, donde murió cinco años más tarde.

1



2. Friedrich Nietzsche

Sus opiniones y su filosofía causaron un gran revuelo. El concepto del superhombre, el escepticismo moral y el nihilismo todavía son conocidos en la actualidad. Todo el mundo, aunque no lo haya leído, conoce el título “Así habló Zaratustra”. Tenía depresión maníaca, psicosis y era un megalómano. Se consideraba como alguien espectacular, fuera de lo común, lo que le provocaba crisis emocionales. Gritaba sin control y saltaba sin ningún motivo. Durante sus estancias en el hospital psiquiátrico creó su trabajo. Al final de su vida, su condición se había deteriorado tanto que no podía formar frases simples.

Conocerás más historias conmovedoras en la página siguiente.

2


source : brightside.me

Reply