En el aeropuerto les dijeron que no podían llevarse al perro. ¡Escogieron una forma cruel de resolver el problema!

Varias aerolíneas tienen diferentes enfoques cuando se trata del transporte de animales en un avión. Para algunas no supone un problema, pero hay otras que ni siquiera consideran la opción de hacerlo.

Normalmente, las aerolíneas de coste bajo no permiten viajar con mascotas, aunque existen excepciones con los perros guía de las personas ciegas. Otros animales no tienen el derecho de embarcar. Algunas aerolíneas entienden que los propietarios de mascota quieren tenerlas con ellos incluso durante las vacaciones y se adaptan a las necesidades del cliente.

El lugar donde se ponen los perros o los gatos depende de su peso y tamaño. Para ello se necesita rellenar el papeleo y las formalidades necesarias. Oksana y Alexander Urusov son una pareja rusa que decidieron ir de vacaciones a Alemania. Sus hijos estaban con su abuela en Hamburgo, por lo que decidieron visitarlos. También querían traer a su adorable perro con ellos, Tori, ya que a los niños les encanta. Los suele acompañar durante las vacaciones y lo tratan como a un miembro más de la familia.

Llegaron al aeropuerto de Koltsovo pero, cuando quisieron embarcar, surgió un problema. Ve a la página siguiente para saber de qué se trata.

Resultó que la pareja no había rellenado el papeleo necesario, por lo que Tori no podía viajar con ellos. Intentaron convencer al personal, pero no lo consiguieron. Les propusieron esperar al vuelo del día siguiente y así rellenar la documentación que faltaba. Sin embargo, no querían esperar e informaron a los empleados que le darían el perro a un amigo suyo que esperaba fuera. La señora Urusov salió sola con Tori atado a una correa.

Ambos subieron al avión y se fueron de vacaciones. Dejaron el perro a su suerte en una parte poco transitada del aeropuerto. La mujer mintió diciendo que un amigo recogería al perro para que no le hicieran preguntas innecesarias. Cuando llegaron a Alemania y se encontraron con su familia, los niños empezaron a preguntar por Tori. Lo esperaban y Oksana decidió encontrar al animal. Escribió el siguiente mensaje:

Estamos buscando a nuestro perro. Es blanco y ligeramente rojizo. Nuestros niños no paran de llorar, ayuda, por favor. Pagaremos a cualquiera que lo encuentre.

Encontraron al perro con bastante rapidez; sin embargo, estaba muerto. ¡Se congeló en los -22ºC de frío! El portavoz del aeropuerto, Dmitry Tyukhtin, no podía creer que los amos del perro actuaran con esa crueldad. Los criticó duramente por ello. De haberlo sabido, el perro seguiría vivo. Hizo mucho frío estos días.

Tori estaba en un lugar en el que no solía pasaba nadie. Si hubiese estado dentro del terminal, alguien lo hubiese salvado.

Este caso enfadó a muchas personas. Más de 7.000 personas han firmado una petición para que el estado castigue a Urusov. Argumentan que Tori fue tratado como una cosa innecesaria, pero era un ser vivo y puede sentir, al igual que cualquier persona. Un usuario de internet escribió que Oksana y Alexander “están enfermos y son peligrosos, suponiendo una amenaza no solamente para los animales, sino hacia la sociedad entera”.

Página 1 de 1

source : dailymail.co.uk, thesun.co.uk

Reply