Pocas personas le prestan atención a este pequeño símbolo. ¡Mejor que no compres cosméticos si este número es alto!

Nos guste o no, vivimos en una época en la que nuestro aspecto es importante. No se trata de tener un cuerpo estupendo y un maquillaje perfecto, sino de hacer ver que te cuidas.

Los cosméticos son un elemento indispensable en nuestros baños, ya sean para higiene personal o para cuidado corporal y maquillaje. Por supuesto, no todos los cosméticos son iguales, por lo que intentamos escoger aquellos que nos irán mejor, que no irriten nuestra piel y que nos haga parecer y sentir mejor.


Pero antes de poner un cosmético en nuestro carrito de la compra, debemos mirar su composición y otra información del paquete, ya que gracias a eso sabremos si ese producto es seguro para nosotros. Hoy en día, los productores de cosméticos están obligados a poner un pequeño sello con un número en cada caja, cartón u otro recipiente que empaquete el cosmético.


Situado en el empaquetado de los cosméticos encontramos un pequeño símbolo parecido a un frasco abierto con un número y, a su lado, la letra M, que nos indica la caducidad de este cosmético tras abrirlo por primera vez. Resulta que todos los productos de cuidado personal o maquillaje tienen dos fechas de caducidad.


La primera (a la que solemos prestarle atención) es el período máximo en el que el cosmético mantiene todas sus propiedades si está bien guardado y sellado. El segundo, el del frasco, es cuánto tiempo puede usarse una vez abierto. ¿Qué significa esto en la práctica?

Si compras un cosmético con una fecha de caducidad de agosto del 2020 y una 6 M en el frasco significa que, si lo abres en febrero de 2017, el producto será válido solamente pasados 6 meses desde esa fecha, es decir, hasta agosto de ese mismo año. Tras esa fecha todavía puedes usarlo si ves que sus propiedades no han cambiado, pero el productor ya no es responsable de los posibles efectos secundarios. ¡Y eso no es todo!


¿Cómo no perderte en las fechas de caducidad de los productos que no utilizas muy a menudo? Una buena idea es escribir en el producto el día que lo abrimos para poder así controlar las fechas de caducidad.


¿Por qué es tan importante? La calidad de los cosméticos empiezan a deteriorarse al abrirse por primera vez, ya que les llega el aire. En resumen: se producen reacciones químicas que provocan que el cosmético se eche a perder. Y usar esos cosméticos caducados pueden provocar reacciones alérgicas, incluyendo algunas bastante graves.


También cabe decir que los productos con fechas de caducidad más cortas suelen ser más seguros, ya que tienen menos conservantes e ingredientes más naturales y seguros. Si queremos escoger los cosméticos más seguros, deberíamos comprar aquellos que en su paquete tengan 3 M, 6 M o 12 M.

Página 1 de 1

source : curioctopus.it

Reply