Lleva cada día a su hermano pequeño a la escuela. El motivo es muy triste

A la mayoría de niños que conozco no les gusta ir a la escuela. Prefieren quedarse en casa, dormir hasta tarde, jugar a la PlayStation o pasarse el día entero delante de un ordenador.

Seguro que no se dan cuenta de que muchas de las habilidades aprendidas en la escuela les ayudará en su futuro. Este chico filipino tiene una actitud completamente diferente hacia la educación, ya que hace un enorme sacrificio para poder tener la oportunidad de aprender. Sabe lo valiosa que es la educación.


Matteo Baño tiene 9 años y va a quinto grado. Sin embargo, no va solo a clase, sino que va con su hermano menor. ¿Por qué lo hace?

La historia que su profesor Shyla Mie Brillantes Blasico ha inmortalizado mediante fotos es conmovedora y nos hace apreciar la educación gratuita de la que disponemos en nuestro país.


source : curioctopus.it

Reply