Pueden vivir hasta 160 años sin enfermar. El secreto de su salud y su longevidad es muy simple.

Tu estilo de vida supone un impacto enorme en tu salud, ya que determina la duración de tu existencia.

Las personas han soñado con la inmortalidad desde los albores del tiempo. Por supuesto, es inalcanzable, pero puedes vivir de una manera que maximice tu esperanza de vida. Médicos y científicos recomiendan dietas o ejercicios especiales que ayudan al cuerpo a mantener su vitalidad y su salud. Por desgracia, a pesar de los consejos, vivir hasta los 100 años es algo único.

La vida de las personas modernas se acorta por muchos factores: polución del aire, comida modificada y poco saludable, enfermedades, estrés y falta de ejercicio físico. Pero, ¿qué sucedería si eliminásemos todos esos factores negativos?

¿Serían los humanos capaces de vivir bien durante más de 100 años? En el mundo vive un cierto grupo de personas, la historia del cual demuestra que las personas pueden llegar a vivir 160 años y seguir teniendo una buena condición. Estos son los Hunza y su secreto para su longevidad es un estilo de vida específico.

Conocerás más cosas sobre los Hunza y sus vidas en las páginas siguientes.

Te invitamos a que sigas leyendo.

Los Hunza son un pequeño grupo de gente que vive en Paquistán que viven fuera de la sociedad moderna y han tenido el mismo estilo de vida durante siglos. Esta comunidad no tiene acceso a los logros de la medicina moderna y de la farmacología, e incluso así sus miembros suelen vivir más de 100 años.

Los Hunza están considerados como unas de las personas más sanas y con más esperanza de vida en el planeta Tierra, lo cual confirmó el doctor Robert McCarron, especializado en medicina interna y psiquiatría, de Sacramento. La mayor prueba de su excelente condición es que no sufren enfermedades, ni siquiera cáncer, algo que se ha convertido en una maldición en la sociedad moderna.

¡Las mujeres Hunza están en plena forma y son capaces de dar a luz a los 65 años sin ningún tipo de problema o complicación! En comparación, a esa misma edad las mujeres de América o Europa son abuelas, no madres. La extraordinaria vitalidad de estos paquistaníes procede de su dieta.

Primero, los Hunza no conocen la comida modificada y no utilizan químicos o pesticidas en su cultivo. Por ello, su comida es sana y natural. Segundo, su dieta es ligera, ya que la lista de productos que tienen es limitada, pero les ofrece todo lo que necesitan para que sus cuerpos funcionen correctamente.

Los Hunza suelen ingerir grano: cebada, mijo o alforfón. También consumen legumbres, verduras y frutos secos. Respecto a productos diarios en su dieta, puedes encontrar leche, huevos y, a veces (aunque no a menudo), queso. En verano consumen la mayoría de sus productos crudos, pero en invierno suelen comer alimentos deshidratados.

Uno de los elementos más importante en la dieta de los Hunza son los albaricoques. Los comen durante todo el año en grandes cantidades, lo cual, según los médicos, puede ser su manera de prevenir el cáncer, ya que las semillas de esta fruta contienen vitamina B-17, la cual previene el crecimiento de las células cancerígenas.

Además, los Hunza atraviesan un periodo de “Hambruna Primaveral”. Dura entre 2 y 4 meses y en ese tiempo hacen ayuno y solamente beben zumo de albaricoque seco. El tiempo del ayuno depende de la rapidez en la que crezca su cultivo, ya que la tradición Hunza dictamina que deben esperar a que crezcan las frutas realizando ayuno.

A parte de su dieta, los Hunza están en plena forma porque siempre están moviéndose. Andan mucho y suelen zambullirse en aguas heladas para endurecer su cuerpo. Generalmente, parecen más jóvenes de lo que realmente son. Su forma de vida es tal que alcanzar los 100 años de vida no les supone un problema. Unos oficiales de inmigración de Londres se convencieron de ello tras conocer a Saida Abdula Mobudu, de 160 años.

Said Abdul Mobudu emigró al Reino Unido en 1984, pero nada más llegar a la isla fue acusado de fraude. Nadie podía creerlo cuando dijo que tenía 160 años. Al final, una serie de documentos dispersaron las dudas y confirmaron que el hombre había nacido en 1832.

El nivel de vida de los Hunza es completamente diferente del de los estados modernos. Los Hunza existen alejados del ajetreo de la civilización, eliminando cualquier factor que acorte la vida de las personas.

Su estilo de vida saludable debería servir como ejemplo para otras sociedades, pero debemos ser realistas y admitir que la vida de acuerdo a los principios y las tradiciones de los Hunza sería muy complicada, ya que no dispondríamos de las comodidades de la civilización y las garras del consumismo son difíciles de romper.

Página 1 de 1

source : buzzduzz.net, frequency365.com

One Response

Reply