¡Este rico le dio a un mendigo una cesta llena de basura! A los pocos días, el mendigo volvió y le dio algo que lo dejó atónito.

No todo el mundo tiene las mismas oportunidades en la vida. Algunos nacen en familias adineradas, mientras que otros nacen en casas pobres donde no llegan a final de mes.

Los ricos lo tienen mucho más fácil, ya que muchos de sus problemas pueden ser arreglados con dinero. Por supuesto, no pueden comprar salud o amor, pero pueden comprar todas las cosas materiales que quieran. Esto hace que todo lo tengan más fácil.

Las personas ricas empatizan muy pocas veces con los pobres. No tienen compasión o deseos de ayudar. Normalmente, suelen ayudan para presumir y ganarse el respeto a ojos de los demás. Es una ayuda falsa, pero es mejor que nada. Hay miles de personas que tienen necesidades y vale cada céntimo.

Ve a la página siguiente para leer una corta historia sobre un mendigo que le enseñó una lección muy importante a un rico.



Reply